Posteado por: Sango Wolf viernes, agosto 15, 2014

Cuando demasiada amabilidad en Japón irrita.


La atención al cliente en Japón es de primera. Da gusto comprar cuando te tratan como si fueras lo máximo. Sin embargo, a veces el exceso de amabilidad puede ser un fastidio, tal como lo revelan los usuarios del sitio web MyNavi Woman.
¿Qué te irrita del trato al cliente?, preguntó a 129 japoneses y 259 japonesas. RocketNews24 ha publicado las cinco respuestas más mencionadas:

1. Cuando los empleados de la tienda insisten en llevar lo que has comprado a la salida (20,1 %).

¿Por qué esta muestra de amabilidad puede molestar? Una mujer de 33 años responde: “Si todavía hay cosas que quiero ver en la tienda, no quiero que me llevan a la salida de inmediato y arruinen mi ritmo de compras”. Es una molestia sentir que los empleados te están acechando mientras estás en la tienda. Mejor si te dejan en paz. Total, si quieres algo lo pides y listo.

2. Cuando los empleados te preguntan si quieres una tarjeta de puntos de su tienda (20,1%)

Una mujer de 30 años es tajante: ”Si yo quisiera una, yo misma la pediría”.

3. Cuando todos los empleados, hasta los que trabajan en la cocina, te gritan “arigatou gozaimasu” cada vez que pides algo en algunos izakaya (pubs de estilo japonés) (18 %)

Mucha bulla. “Eso no debería ser llamado un servicio, es simplemente ruidoso”, dice un hombre de 44 años.

4. Cuando la mujer responsable de un ryokan (alojamiento de estilo japonés) se acerca a tu habitación a saludarte (14,7 %)

“Quiero disfrutar de la comida en mi espacio privado, así que me siento incómoda cuando vienen a preguntarme por la comida”, dice una mujer de 31 años. Como aquellos restaurantes en que se te acerca el dueño, cocinero o quien sea para preguntarte por la comida o hablarte sobre ella, y tú quieres que se vaya para comer tranquilo o seguir conversando con tus acompañantes.

5. Cuando los cajeros en las cadenas de comida rápida tratan de inducirte a pedir tal o cual cosa (13,9 %)

No ocurre solo en Japón. A veces ni siquiera has empezado a pedir, cuando el empleado te anuncia los nuevos productos de la tienda. O pides una hamburguesa y te incitan a comprar también papas fritas. O pides una bebida y ni bien acabas de pedirla te dicen que por un poquito más de dinero te pueden dar una de tamaño más grande. “Sólo déjenme pedir lo que quiero”, clama una mujer de 28 años.
RocketNews24 también ha reproducido las quejas de usuarios en otras circunstancias. Por ejemplo en algunas tiendas:
“¿Por qué los empleados necesitan dar la bienvenida a los clientes a cada rato?”.
“Detesto cuando los empleados te ametrallan preguntándote si necesitas cualquier ayuda en el momento en que entras a la tienda, pero después, cuando necesitas algo, nunca parecen estar cerca”.
“A veces me siento raro cuando los trabajadores de una tienda utilizan un lenguaje demasiado cortés, honestamente es más difícil de entender y todas esas frases son pura palabrería”.

Comentar es agradecer.

Subscribe al Posts | Subscribe a los Comentarios

- Copyright © Tsukimi Dango | Diseñado por Sango Wolf -